¿Cuándo y cómo hablar de sexualidad con nuestros hijos?



Cada vez existe mayor consciencia en relación a que los padres y madres deben tener comunicación abierta y clara con los menores en relación a la sexualidad, principalmente por que existe una preocupación importante para prevenir el abuso. No obstante aún existen muchas dudas en relación a cómo abordar este tema. La mayoría de las personas se imagina que hablar de sexualidad con los hijos está vinculado con explicar la forma en que una pareja tiene un coito o sobre métodos de anticoncepción y aunque éstos son temas relacionados, la educación sexual se gesta mucho antes de que se traten estos tópicos.

Las primeras enseñanzas que abordan este tema tienen que ver con el conocimiento sobre el cuerpo del propio niño o niña. Cuando los pequeños aprenden a llamar a cada parte de su cuerpo es importante que al llegar a los genitales se les llame por su nombre y no se utilice ningún tipo de eufemismos. Así los genitales masculinos se llaman pene y testículos y los femeninos se les llama en conjunto vulva (pues son varias las partes externas femeninas que lo conforman) aunque el termino vagina también es aceptable.

El principal aprendizaje que reciben los niños de esta información, además del nombre anatómicamente correcto, es la actitud con la que las madres y padres lo explican. Una forma de saber el mensaje que usted está enviando es haciendo el siguiente ejercicio: Diga en voz alta el nombre de los genitales tanto masculinos como femeninos y observe su propia reacción, así se dará cuenta de los mensajes que envía hacia su niño. ¿Lo dice seguro o con duda? ¿experimenta vergüenza? ¿siente que esta diciendo “malas palabras”? Sí es así sería recomendable que revisara cual es su postura en relación al tema pues esa es la verdadera educación sexual que proveemos. La trasmisión de valores, dudas, expectativas y prejuicios se enseñan a través de la observación, de la escucha indirecta (por ejemplo cuando platicamos con otra persona pero los niños están presentes) y de nuestra conducta en relación al este tema.

Sin embargo, siguiendo la línea de lo que enseñamos de manera más consciente, es conveniente ir respondiendo de acuerdo a lo que los niños necesitan saber en un momento dado, ni más ni menos de forma clara y sencilla y de acuerdo a la edad. Entre menos edad tengan los niños, más concreta debe ser la respuesta y entonces esperamos si nos pregunta algo más o si es suficiente por el momento. No se preocupe por arreglar una “plática especial” para seguir abordando el tema, las preguntas emergerán por sí mismas sólo esté atento para cuando suceda y tenga la disponibilidad para tratarlo. Recuerde que los niños no realizarán preguntas muy complicadas pues ellos están justamente aprendiendo acerca de esto y toda la información es nueva.

#educaciónsexual #prevencionabusosexual #psicologainfantil

Solicita una cita

5551914388

Col. Hipódromo Condesa

Del. Cuauhtémoc

CDMX

Col. Polanco

Del. Miguel Hidalgo

CDMX

 Todos los derechos reservados por ​© Psicología Infantil Creciendo Juntos 2020, México, CDMX.

  • Wix Facebook page